3 de mayo de 2007

Cuentos, libros, granizo y lluvia.

Hoy hemos visitado la 38 Fira del Llibre de Valencia con los alumnos de los clubes de lectura del Colegio. Primero hemos escuchado los cuentos de Domingo Chinchilla, que ya conocimos el curso pasado, y de Cristina Verbena. Después, hasta que ha comenzado la lluvia y el granizo, hemos recorrido las distintas casetas. Éste ha sido el resultado:

Una vez más, Laura Gallego ha sido parte importante de nuestras nuevas lecturas. Dani ha comprado los dos libros de Crónicas de la Torre. Rocio, Liza, Laura y Claudia ya tiene cada una su ejemplar de Mandrágora.
Judith ha elegido Luna nueva de Stephanie Meyer y Eldest de Christopher Paolini. Rocío se ha anticipado al libro que tengo pensado proponer para la lectura de este verano: Marina de Carlos Ruíz Zafón. Liza disfrutará seguro con la lectura de El jinete del dragón de Cornelia Funke y con La maldición de Odi de Maite Carranza. Laura y Marina han comprado entre las dos la obra finalista del Premio Primavera de novela 2007, La muerte de Venus de Care Santos. ¡Buena idea la de compartir libros!
Santiago ha llegado al autobús, algo mojado como todos, y cargado con Los hijos de Húrin del conocidísmo J.R.R.Tolkien, el volumen 1 de La era de Conan de Loren L. Colemen, Una noche de perros del famoso actor de "House" Hugh Laurie y el imprescindible Cien años de soledad de Gabriel García Márquez. Santiago tiene por delante muchas horas de magia, misterio y humor.
Naila disfrutará con un libro bien conocido por los lectores del club de 3º. Sin duda, una buena elección: Rebeldes de Susan E.Hinton. Inés ha comprado ¿Por qué a mí? de Valeria Piassa Polizzi.
Guille ha elegido una Guía para la vida de Matt Groening y Edu y Pablo la Guía para un joven de hoy en día de Francisco Ibáñez. Nuria y Verónica han optado por Si él ha roto tu corazón de Diane Mastromarino y Sólo para amigos de Ashley Rice, respectivamente. Carolina también ha comprado este último libro y El quinto día del escritor alemán Frank Schätzing que espera compartir con su madre. Violeta se ha llevado a casa un libro de posters de High School Musical.

Debido a la lluvia, la comida y la ya tradicional sesión de libros y fotos en los jardines, se ha convertido en una inesperado pic-nic en el autobús.

De regreso al colegio, a las dos y media de la tarde, en la rotonda de la Dama Ibérica, desde mi asiento he mirado a los diecinueve adolescentes que me han acompañado durante toda la mañana. Quince de ellos(15) iban leyendo.
No podía ver nada mejor en el final de esta mañana de cuentos, libros, granizo y lluvia.