18 de mayo de 2017

Apadrinamiento lector: cedo la palabra a Juanjo, uno de los protagonistas.

El apadrinamiento lector es una de esas actividades de fomento de la lectura que, lejos de tendencias o modas, permanecen eficaces y motivadoras a lo largo de los años. Ya conté algo de esta experiencia, pero hoy cedo la palabra a Juanjo, uno de los alumnos de 6º que participa en el proyecto. Sus profesoras, que sabían que el texto me iba a encantar, me han enviado sus reflexiones sobre la lectura en el colegio. Reproduzco aquí, con su permiso, el fragmento que dedica al apadrinamiento lector. 



... Además este curso, los alumnos de sexto de Primaria hemos empezado un nuevo proyecto llamado Apadrinamiento Lector.
El Apadrinamiento Lector consiste en leer un cuento a los alumnos más pequeños de nuestro colegio, los de Infantil y los de 1º de Primaria.
Algunos jueves, los alumnos de nuestra clase, después de nuestro recreo, acudimos al patio de infantil. Nosotros somos los padrinos y madrinas lectores, y cada uno tiene a su cargo uno o dos niños de infantil a los que llamamos ahijados lectores. Las profesoras seleccionan cuentos para que nosotros podamos leérselos a los más pequeños. También les hemos leído algunos cuentos que pudimos obtener en nuestra visita a la última edición de la Feria del Libro de L´Eliana.
Nuestras profesoras nos han preparado para esta actividad. No solo se trata de leer, ellas nos han dado algunos consejos. Como son niños pequeños, debemos hacerles preguntas de vez en cuando, para asegurarnos de que siguen la historia y que les está gustando. También nos han aconsejado que les mostremos todas las ilustraciones y dibujos del cuento para que ellos se diviertan más y entiendan mejor la historia.
Este proyecto nos favorece tanto a nosotros como a los alumnos más pequeños. A nosotros los mayores nos ayuda a mejorar nuestra lectura en voz alta, nuestra capacidad comunicativa, y nos hace practicar a hablar delante de otras personas, lo cual es muy importante para nuestro futuro. Además pasamos un rato muy divertido recordando con esas lecturas cuentos que nos leían los mayores cuando nosotros éramos pequeños, y también disfrutamos mucho viendo como los niños pequeños se divierten con nosotros.
Para los alumnos de infantil, supone también una muy buena experiencia este proyecto. En primer lugar, se introduce en su horario otro rato dedicado a los libros, pero que ellos lo viven de manera diferente. Es un momento de disfrutar de los libros, pero en un escenario diferente para ellos: en su patio, y con alumnos mayores. Para los niños pequeños escuchar los cuentos que nosotros les contamos es muy importante porque gracias a ello pueden mejorar su vocabulario, aprender de nosotros nuevas formas de expresión oral… también estos ratitos lectores les ayuda a desarrollar su atención y concentración, y sobre todo, a través de nuestras historias los niños dejan volar su imaginación.
En resumen, este proyecto me gusta mucho ya que introducimos a los más pequeños en el mundo de la lectura, y a nosotros nos hace recordar los cuentos de nuestra infancia.
Juanjo Navarro Magraner 6º A


27 de marzo de 2017

Encuentro con... el autor Santiago Álvarez y con otras emociones.

El club de lectura de adultos de mi centro está formado por madres, algún padre y algunos abuelos y abuelas de alumnos. También participamos habitualmente varios profesores.
Aprovechando que Santiago Álvarez (@detectivemejias) visitaba por segunda vez nuestra biblioteca para conversar en torno a su segunda novela El jardín de cartón, decidimos  ampliar el número de asistentes a esta reunión especial y cada uno de los participantes habituales invitó a otros lectores.
Además de los atractivos habituales de todas las reuniones: el encuentro, el café o el té, la conversación previa, la conversación literaria, la conversación de temas no literarios,... esta vez nos encontramos con un autor muy cercano que transmite pasión y credibilidad en su trabajo, que sabe mucho de las Fallas y de la ciudad de Valencia -aunque es murciano-, que le apasiona la música y contagia su pasión. Un buen comunicador con la conversación, con el texto escrito y con sus canciones..
Pero además, la organización abierta de la reunión facilitó el encuentro con otras emociones que justifican esta entrada: La emoción de ver a Carol y Helena, excelentes alumnas (4º ESO) y excelentes lectoras, acompañando a su madre en la reunión. La emoción de ver como su compañera Martina, otra excelente alumna, venía en lugar de su madre que no pudo llegar a tiempo y mantenía al final, en el momento de la firma de ejemplares, una conversación con el autor sobre grafías y firmas. La emoción de volver a ver en la biblioteca a Laura, antigua alumna, lectora empedernida, participante fija en clubes de lectura del colegio en su época de secundaria, coordinadora voluntaria de clubes de lectura del colegio en sus primeros años de Universidad.
La emoción de compartir el encuentro con mis compañeros Susana, Maisé y Vicente y los habituales Carmen, Nuria, Paola, que vino con su amiga Desiré,  y Álvaro.
Las emociones de ver a Marta acompañada de su madre o de comprobar como Cristina estaba pendiente de todos los detalles moderando la reunión. La emoción, ésta no era nueva, de ver a los lectores habituales creando ese clima especial que se respira en las reuniones.
La emoción de ver la biblioteca llena, viva, a las siete y media de la tarde de un jueves.
Y otras emociones...

P:D. A pesar del carácter especial de la reunión, Mónica y Mª José pudieron ocupar su sitio habitual.







28 de febrero de 2017

El abecedario como recurso para los clubes de lectura de Ed. Primaria

Hemos dedicado tres reuniones del Club de lectura de 3º de Ed.Primaria a Se vende mejor amigo de Care Santos. En cada reunión se comentan los capítulos leídos durante la semana y en la última es aconsejable realizar una valoración global del libro. En los clubes de lectura con pequeños lectores es necesario buscar un recurso que ayude a mantener una conversación sobre el libro leído. El abecedario es siempre un buen soporte. Elegir la palabra adecuada a cada letra genera un dialogo muy interesante entre los lectores cuando cada uno de ellos defiende la idoneidad de su propuesta.





25 de febrero de 2017

Otra idea sencilla para el fomento de la lectura: el apadrinamiento lector

La idea no es nueva pero funciona. La idea es sencilla porque solo necesita dos lectores, un libro y un espacio. Y profesores con ganas de salir del aula.
Participo este curso con mis alumnos de Lengua de 1º de ESO en un proyecto de apadrinamiento lector. Somos los padrinos de lectura de nuestros ahijados de 2º y 3º de Ed.Primaria.
Establecidos los agrupamientos, realizamos un pequeño juego en el patio en el que cada ahijado descubrió a sus padrinos. En estos primeros momentos ya se observaba emoción y ganas en los pequeños pero también en los mayores que ayudaban a ser encontrados. Jugar nunca falla.
Para esta primera actividad, habíamos preparado en clase el guión de lo que sería nuestro primer encuentro: una sencilla conversación entre lectores: libros preferidos, personajes más queridos, dónde leemos y otros asuntos relacionados con la lectura.
Después de este encuentro, mis alumnos tienen la misión de encontrar la lectura adecuada y preparar la lectura, expresión, entonación y lenguaje corporal para la siguiente sesión.
Una vez más, he comprobado la gran cantidad de efectos colaterales positivos que tienen las actividades programadas con alumnos de edades diferentes, las emociones, afectos  y complicidades que se crean de forma inmediata y duradera entre pequeños y mayores.
Viendo los resultados de las primeras sesiones, también realizadas en otros cursos, estoy seguro que animamos de forma sencilla a la lectura, favorecemos la comunicación entre alumnos de diferentes niveles, leemos en contextos y espacios diferentes, potenciamos el lenguaje oral y favorecemos otras habilidades lingüísticas y sociales. Sin grandes montajes, con ideas sencillas.




El apadrinamiento lector es una propuesta del Departamento de Orientación incluida en el Plan de Lectura de Aula de los niveles participantes.

13 de febrero de 2017

Nuestra participación en el proyecto "El sonido que habito" Premio Nacional de Educación 2016

El Colegio Helios ha sido premiado en la convocatoria de Premios Nacionales de Educación 2016, en la categoría de premio para proyectos conjuntos entre equipos docentes de distintos centros españoles de educación secundaria, por su participación, junto a otros catorce centros, en el proyecto El sonido que habito.
El sonido que habito es un proyecto colaborativo, internacional y multidisciplinar basado en el sonido como fuente de conocimiento que surgió en el curso 2012/2013 por iniciativa del profesor de música del IES Bergidum Flavium (Cacabelos, León) Juan Carlos de Miguel Sanz .
El producto final del proyecto elaborado por cada alumno es una entrada en un blog colectivo que consta de:
  • la grabación de un sonido
  • una imagen del paisaje sonoro
  • un texto sobre el sonido elegido

He participado desde el curso 2013/2014 con mis alumnos de Lengua Castellana de 2º de Ed.Secunaria. (Enlace a  las entradas publicadas por alumnos Colegio Helios)
El blog tiene publicados más de 580 sonidos geolocalizados elaborados en 29 asignaturas de Primaria, Secundaria, Bachiller y Universidad, impartidas en más de 80 centros educativos de España, Perú, México, Colombia y Argentina.

En los cursos anteriores el proyecto ya fue distinguido con:
  • Sello “Aulas Innovadoras. Proyectos Que Dejan Huella” (2013)
  • Sello Buenas Prácticas Iberoamericanas Leer.es,  (2014)
  • Premio “Peonza de oro”, en la modalidad blogs coletictivos, de la VIII Edición de los premios Espiral Edublogs 2014.

¡Enhorabuena a los más de 40 alumnos del Colegio que han participado en este proyecto!
Nuestra felicitación al alumnado y profesorado de los 80 centros participantes y nuestro agradecimiento especial a Juan Carlos de Miguel Sanz .



14 de enero de 2017

Librerías con encanto: La llibrería Ramón Llull abre un nuevo lugar.

La Llibreria Ramon Llull (@LaLlibreria) se ha trasladado al barrio de El Carmen de Valencia. El entorno ha mejorado sin lugar a dudas. Ahora puedes llegar paseando por unas calles que poco a poco van recobrando su dignidad: calle Alta, calle San Miguel, plaza de Mossén Sorell,... calle Corona.




Cuando entras al nuevo espacio, encuentras enseguida información sobre sus clubes de lectura: literatura japonesa, negra, clásicos. Es uno de los encantos de siempre. Cuando la he visitado hoy, por vez primera en su nuevo lugar, se oían al fondo las voces de una animada conversación. Un sábado a las doce de la mañana, más de quince lectores compartían sus impresiones: eran los Encuentros negros, hoy dedicados a El hombre que se esfumó. Mañana por la tarde, domingo, Club de Literatura Japonesa con La caza del carnero salvaje.

Además, como siempre, otras actividades anunciadas: las jornadas Las librerías de mi vida programadas para la semana próxima o la presentación de Ombligo, mundo y raíz de Iris Almenara.
Al fondo se intuye lo que puede ser un espacio para poder tomar un café y hojear algunos libros de la amplia y bien presentada selección de libros. Los sillones y las mesas ya están preparadas y anuncian un espacio muy acogedor. En la zona central, el espacio infantil, cómodo, amplio, asequible y con una muy amplia colección de libros infantiles.

En resumen, la librería de siempre que se ha trasladado de la calle que le dio nombre, a otro espacio con encanto, en un barrio de la ciudad que cada vez que lo recorres descubres, como en la librería, algo nuevo y sorprendente.

La Llibrería Ramón Llull es una de mis librerías con encanto porque además, se dedica de verdad al fomento de la lectura que es, por supuesto, mucho más que vender libros.
De esta primera visita hemos salido con La muchacha de Cátulo de Isabel Barceló, Sueños de Robert L.Anderson, El hombre que se esfumó de Maj Sjöwall y la revista los ojos de hipatía