28 de noviembre de 2011

Crónica muy personal del III Congreso leer.es

Muy clarificadoras y útiles fueron las distinciones entre literatura por placer y literatura para la educación literaria que establecieron Anna Camps y Felipe Zayas. Espero ver pronto publicado en Darle a la lengua la presentación que marcaba diferencias en el método y en el espacio: la literatura juvenil, en la biblioteca; la literatura clásica, en el aula y acompañando al alumno en su lectura.

Muy bien diseñada la presentación Webcast leer.es para la Formación del profesorado. ¡Eso si es una presentación de siglo XXI, señor Hautamäki!

Leer con Arte, impecable conversación en la que se presentaron ese tipo de actividades que sabes que nunca podrás realizar, pero que inspiran otras más modestas y que generan ánimo de innovación. Miguel Gil llenó el auditorio de magia.

La herramienta de autoevaluación de bibliotecas escolares es un instrumento imprescindible para que podamos evaluar con rigor nuestras prácticas bibliotecarias. Con la calidad de todo lo que promueve la FGSR de Salamanca. La presentación no estuvo a la altura de lo presentado.

Fernando Trujillo, genial comunicador, nos hizo considerar la utopía. Emilio Sánchez, con demasiadas curvas para un domingo a las nueve y media, generó la polémica justa para demostrar que el auditorio estaba vivo.

Ángeles Caso, Luis García Montero y el Ministro de Educación pusieron un final más que digno al Congreso.

Todo lo referido hasta aquí no es sin embargo lo más importante. Las ponencias y las conversaciones se pueden seguir , se pueden leer, se pueden ver en vídeo. Lo importante, lo que compensa el esfuerzo de traslado y trabajo en fin de semana, lo que motiva, recarga, inspira e ilusiona es el encuentro. Esto es lo más importante: Compartir sobremesa en silla de diseño con el maestro del proyecto mágico @miguelgilcasado. Mantener cortas conversaciones con @lajaines y @mamencita78 sobre imposibles trabajos colaborativos. Volver a saludar y conversar con @fzayas. Escuchar el punto de vista entusiasta de @lolaprieto, la maestra que busca escuelas de puertas abiertas. Visualizar por fin, después de tanto tiempo de leerles, a gente tan cercana como @juanfratic, @olmillos y @Anna_Sorolla. Comentar “lo del finlandés” con @NoLolaMento. Conocer a @MiriamCivera y conversar, una vez más, de portafolios con “@Verbascripta. Y hablar con dos tercios de @bloggeando y quedar para futuras colaboraciones. Volver a ver a @SilviaGongo y @pephernandez, los que para mi siempre serán, entre otros valores, aquellos trabajadores infatigables de Poesía eres tú. Probar los mejores bocadillos de calamares de Madrid y hablar de novelas de autoría compartida con @mariajosebana, y Magda. Comentar la marcha de kuentalibros con @starpy y verla infatigable con su portátil, procurando que todo salga bien, que todos nos encontremos cómodos. Intercambiar información sobre últimos éxitos de literatura juvenil con Carlos @omedes.

Y la compañía cordial, amable y encantadora de los callejeros @lourdesdomenech y @mcadenato. Y los momentos en los que echamos en falta a @tonisolano.

Y la entrañable y agradable acogida permanente de “@marudo76

Todo esto es lo importante. Por todo esto valdrá la pena volver. Al encuentro de profes de lengua, a Novadors, a Aulablog. Dónde queráis.

Créditos de la imagen: Foto de Maru, subida a FB por M.José Bana y etiquetada por Pep

15 comentarios:

Maru (marudomenech@gmail.com) dijo...

OLé, olé y olé.
Me encanta, no solo por las apreciaciones que haces de las ponencias, sino también por dibujar el aspecto humano del Encuentro.
Compartir contigo confidencias,bocadillos de calamares y conversaciones interesantes en torno a las ponencias, ha sido un lujo.
Un saludo y gracias por tus palabras.
MARU

Lu dijo...

Tu resumen es muy certero. Suscribo los elogios y las críticas sutiles a algunas de las intervenciones.

Comparto también tu valoración de lo personal, aunque yo no tuve tanto tiempo para conversar como me hubiera gustado.

Me imagino la reunión de los profesores de Lengua como un momento mágico de confluencia de intereses y de preocupaciones. Espero reencontrarte y tener tiempo de conversar.
Tienes razón en que la presentación sobre la herramienta de las bibliotecas no hizo justicia al trabajo que hay detrás y que descubro gracias a pensaras en mí y en mi centro. Así que aprovecho para agradecértelo de nuevo.

Toni Solano dijo...

No se puede estar en todo y es una pena, porque momentos como los que relatas creo que merecen el esfuerzo y la dedicación del fin de semana. Tenemos que repetir encuentros y compartir todo lo que se queda en el aire. También yo os eché de menos, aunque pude seguir algunas ponencias desde casa mientras corregía toneladas de libretas :(
Un abrazo y gracias.

lola dijo...

Las veces en las que hemos coincidido siempre te he visto como alguien que marca calma y reflexión, cosas de las que no ando demasiado sobrada.
Ahora al leerte me apunto un ¡acerté!
Describes el Congreso y el encuentro tal cual, sin quitar ni poner, pero con la marca del respeto y el buen hacer de quien escucha y oye más allá de las palabras.
Un abrazo.

estrella lópez dijo...

Muchas gracias por la mención. Que los profes se sintieran cómodos para aprovechar al máximo era tarea de todo el equipo.Era vuestro congreso. Me alegro de que lo consiguieramos contigo.
Fue un placer compartir, de nuevo.
Un saludo
Estrella

Blogge@ndo dijo...

Han sido tres días muy intensos, intelectual y afectivamente. Todo un placer la compañía.

Marcos Cadenato dijo...

Evaristo, de nuevo un placer coincidir contigo en otro sarao. Absolutamente de acuerdo contigo en tu crónica -ya no- tan personal: en lo académico y en lo emocional. Plenamente de acuerdo en tus alabanzas y veladas críticas al Congreso y de acuerdo con que las cenas del viernes y sábado fueron una auténtica gozada. Poco a poco, se van pareciendo a bodas, más que a cenas... Y claro, dicho esto... "que todas las noches sean noches de boda,/ que todas las lunas sean lunas de miel". ¡Un gusto!

juanfraTIC dijo...

Gracias Evaristo por la mención, es todo un honor.
Ha sido un placer poder desvirtualizarte por fin, lástima de no haberlo hecho antes durante este congreso, pues me hubiese gustado intercambiar contigo tertulias y charlas distendidas, pero es lo que tienen estos saraos, siempre queremos más.
Has realizado una crónica maravillosa. Estoy encantado con la lectura que haces del congreso, en como lo sientes -pues realmente así lo viví yo también-, así como de leer.te - un gustazo -.
Espero que podamos coincidir en próximos saraos y así poder seguir aprendiendo y compartiendo juntos.
Un abrazo.

Inés dijo...

Gracias por la crónica que tan bien refleja lo que muchos sentimos, además de hacer un análisis muy acertado del congreso. Espero que en la próxima ocasión tengamos más oportunidad de charlar pues me quedé con muchas ganas; pero esa es la parte negativa de estos saraos, que no hay tiempo para todo lo que nos gustaría.
Un abrazo.

Carlos Nicomedes Díez dijo...

Gracias por la crónica, Evaristo.
La pena es que con los años siempre se me olvida algo: me hubiera gustado charlar contigo sobre booktrailers. Bueno, ya tengo un motivo para volver a verte y hablar. Un placer.

yolanda dijo...

Han sido tres días increibles. Menudo Congreso. Tres días para descubrir que hay un montón de gente que tiene el mismo "vicio" que yo. Y sobre todo, un montón de gente interesada en "viciar" a jóvenes en esto tan chulo que es leer.
Gracias a todos. Gracias a leer.es.

Malén dijo...

Compartir bocata de calamares tampoco estuvo tan mal. Un abrazo!!

Silvia Gongo dijo...

Evaristo, coincido contigo en todas las apreciaciones del Congreso, no solo en aquellas charlas que dejaron un poso en nosotros, sino también en las conversaciones entre bambalinas que hacen de nosotros una pequeña familia inquieta en busca de nuevas formas y nuevos motivos. Y me gusta que tú estés en ella. ¡Un besazo enorme!

Mª José dijo...

Veo que ya casi soy la última en poner comentarios a tu entrada y ya poco me queda por decir que no hayan dicho los demás.Sólo añadir que ha sido placer compartir impresiones contigo aunque brevemente(siempre me parece que sucede todo muy rápido en estos eventos, debe de ser la edad...)y por supuesto un placer leerte después.
Besos.

Bibliolibre dijo...

¡Qué envidia que me das, pero gracias por compartir!
Fuimos muchos los que nos quedamos sin plaza y tenemos que conformarnos con lo que contais.
Es envidia de la buena.
Un abrazo
Bibliolibre