5 de junio de 2011

Ser callejero literario engancha

El poco tiempo libre que me ha dejado  en Salamanca,  la asistencia a las 19 Jornadas de Bibliotecas Infantiles, Juveniles y Escolares, me ha permitido comprobar que la realización de callejeros literarios, crea una adicción saludable por la que no puedes dejar de buscar la literatura por las calles. Sobre todo, en una ciudad como Salamanca.

2 comentarios:

Lu dijo...

Tienes razón. Yo ando cámara en ristre allá donde voy. Esto no tiene fin.

Bonita adicción.

Antonio dijo...

Gracias por haber estado ahí con nosotros en este proyecto que hacéis grande con vuestra participación.
Un saludo.